Hacemos harina de castaña y perseguimos al almidón

por | Nov 4, 2014 | de "cocinillas", de química, experimentos | 0 Comentarios

Seguro que sabéis, que la harina que normalmente consumimos está hecha a partir de los granos del trigo. Dr. Di un verano molió con la abuela unos granos de trigo y vio que salía el polvo blanco que después vemos en casa y que utilizamos para cocinar. Lo hicimos en la montaña, simplemente aplastando con una piedra unos cuantos granos de trigo maduros. Después hizo un pequeño trabajo que formó parte de su cuaderno de verano (os pongo una foto), muy facilito porque estábamos en infantil por aquel entonces. harina

La harina de trigo tiene como componente principal carbohidratos (75%), de los cuales casi todo es almidón. El almidón es el responsable de la consistencia gelatinosa de la masa que preparamos para hacer pan, bizcocho,…. Los que seáis celiacos además sabréis que la harina de trigo también tiene proteínas (gluten) en un porcentaje de 9 – 11% que es lo que da consistencia elástica (que podamos estirar la masa sin romperse). Si buscamos otros cereales, otros alimentos que tengan una alta composición en almidón, ¿nos servirán también para hacer harina? LA RESPUESTA ES SÍ. Las harinas que conocemos son de trigo y de maíz, pero ¿sabéis que en otros países son frecuentes las harinas de arroz, garbanzo, guisante, habas,…..? y hoy aquí en CIENCIA Y LAPICERO, nos vamos a atrever a hacer ¡harina de castaña! No os perdáis la receta de bizcocho que os hemos puesto al final del experimento. ¡Seguro que está buenísimo! cesta de castañas

Aquí os pongo el listado de materiales que vamos a necesitar para el experimento, para que nada nos falle.ingredientes castañas

Lo difícil de este experimento va a ser resistirse a no comerse las castañas según salen del horno. ¡Qué bien huelen! Yo que soy de Vitoria y en invierno hace mucho frío, recuerdo con especial cariño ir a los puestos que son como locomotoras de tren a por un cucurucho de periódico lleno de castañas, y además de estar buenísimas servían para calentarnos las manos. Bueno que me enrollo, alguna podréis comer, pero para que nos salga la harina, debemos dejar unas cuantas para moler (nosotros confieso que lo hemos hecho en dos tandas, porque de la primera tanda quedaron 4 castañas sin comer).

Los pasos a seguir son muy sencillos (pero necesitaremos ayuda de papá o mamá):

– Calentaremos el horno a 200 ºC.

– Hacemos un corte a la castaña para que no explote en el horno (es que tienen la piel muy dura!!!) y las metemos en una bandeja.

– Las asaremos durante unos 20 minutos más o menos hasta que sea fácil pelarlas y que no se pongan demasiado duras. Venga vale…, estas, que son de prueba para ver si están listas, te las puedes comer. Cuando ya estén asadas, pélalas dejándolas bien limpias.

– Ahora hay que molerlas: aquí podéis usar o bien un molinillo de café (os enseño el que tiene la abuela que es precioso y ella lo usa para hacer pan rallado) , o con el mortero machacando (un poco cansado). Si usáis un molinillo de café podéis congelarlas no más de 30 min para que sea más sencillo molerlas y no se apelmace en exceso (mejor congelarlas algo troceadas). Si queréis un acabado más profesional podéis tamizar la harina para que no os queden trocitos grandes.

harina

¿os ha salido? ¿qué aspecto tiene? Nosotros lo hemos conseguido y huele y sabe de maravilla. ¡Tengo ganas de hacer el postre!

¡Ahora …. a perseguir al almidón en la cocina!

Pero no nos vamos a quedar aquí, ¿verdad que no? ¡algo tendremos que hacer con esta harina que hemos preparado!. ¿recordáis que en el experimento anterior usamos yodo para ver si había almidón en las hojas verdes y amarillas? (ver: los 3 mejores experimentos para investigar en otoño) pues…. vamos a comprobar si hay alguna diferencia con las otras harinas que tenemos en casa. Coged 3 tipos de harinas (trigo, maíz y castaña) y colocadla cada una en un vaso de cristal. Añadir un poco de agua y removed. Ahora echad unas gotas de betadine y remover. ¿es un poco mágico verdad? parece que no va a pasar nada y de repente…. ¡se vuelve azul oscuro! Todas la harinas iguales. Podéis ver en las fotos el antes y el después.

detección de almidón en harinaA Dr. Di que además está estudiando en Sciences si los alimentos están principalmente compuestos por carbohidratos, lípidos, proteínas, vitaminas y minerales, le interesaba ver que era cierto que solo cambiaba por la presencia del almidón así que cogimos sal, la diluimos con un poquito de agua  y al añadir las gotas de yodo efectivamente no cambió de color. Hicimos lo mismo con el azúcar glacé y….. ¡oh sorpresa! sí se puso azul….. . Teníamos que investigar por qué, así que rápidamente fuimos a leer la etiqueta y ahí estaba la respuesta; ingredientes: azúcar y almidón de maíz. Con azúcar normal sale de color … marrón. ¡Qué interesante! Vamos a coger alimentos que tienen proteínas, como un filete, si añadimos las gotas de yodo, no cambia de color, pero ¿qué pasa con algunos embutidos como las salchichas? y ¿con las salsas de tomate …? Comprueba con lo que tengas tú por casa, ¿hay cambio de color?, revisa el etiquetado para ver los ingredientes.detección de almidón

Os dejo una receta para que utilicéis la harina de castaña que habéis preparado: pastel de harina de castañas con nueces

Bueno pues espero que lo hayáis pasado muy bien haciendo de detectives y que hayáis detenido al Sr. Almidón por haberse colado en algunos alimentos de nuestra despensa.

 

¡Hasta pronto!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies